domingo, 9 de febrero de 2014

Op. 78



Y aún así sé lo que es echarte de menos, 
- yo que casi nunca te he tenido-,
precisamente porque sólo estás cuando cierro los ojos,
y recuerdo un rostro, unas manos, una sonrisa.

Y aún así sé lo que es quererte,
-tú que de tanto amar a penas has aprendido-
que abriste la puerta dormido, seco, cansado, perdido,
llorando otro rostro, otro abrazo, otra sinfonía.

Y aún así sé lo que es esperarte,
-precisamente a ti, tú, que no me has conocido-
y te imagino en otro corazón y en otra vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario