sábado, 7 de marzo de 2015

Enfrentamiento

¿Y cuál es el enfrentamiento?-...Pues yo no lo sé y pareja de la ignorancia aparece el afecto y exhalo la poca energía restante a las 15 horas del final de semana. No se puede entender la ira hacia el hijo que no tenemos, ni queremos sacar el cuidado del padre o madre que aún no somos. Miramos intentando llegar a la pupila, a los nervios y no vernos en el camino porque somos imágenes ciertamente distintas y distantes y la distancia resulta ser años y raíces sin tierra entre tu ojo y el mio. 
¿Y cuál es el enfrentamiento?-...Pues yo no lo sé. Tal vez, creo, sea el que no existe el que se ahoga silencioso por no pronunciarse; el que no importa y a mí no me hace falta; y sólo por eso, encienden el rojo de la emoción que no vibra, de la palabra o el grito que no llega; esa emoción, que contenida, ya no ha muerto presa sino sumisa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario