miércoles, 2 de agosto de 2017

Competir

Lo creas o no ya lo entendí. Lo creas o no, alguna vez fuimos de esa clase de seres que se adoran y se contemplan antes de empezar a competir o al menos, yo lo fui; y así, sin embargo, aún existimos, como si de la belleza de la noche y el día se tratase, incapaces siquiera de analizar la verdad y la mentira en nuestro rival.

No hay comentarios:

Publicar un comentario