miércoles, 2 de agosto de 2017

La ola

Y estas sentada frente al mar y todo está claro: tu piel, el cielo, el agua y dejas venir la ola. También está claro lo que va a pasar y aún así vas a dejar que te golpe sin darte la vuelta, claramente de frente. Sufrir el golpe húmedo, nadar lo inevitable y después, volver a hacer pie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario